Euromillones sus orígenes e historias

la historia del sorteo de euromillonesHace ya más de 10 años que el sorteo de Euromillones vio la luz en un escenario idílico, un 13 de febrero del año 2004 en la capital francesa, en París. Para convertir en realidad este sorteo tuvieron que pasar 10 años, puesto que la burocracia y los intereses, en cada una de las naciones de la Unión Europea, generaron discrepancias y sucesivas modificaciones en el formato de juego de este sorteo lotero esperado por muchos.

 

Desde su nacimiento, el sorteo de los Euromillones no ha hecho más que crecer y crecer ofreciendo la mayor participación de todo el continente.

Y es que, como no podía ser de otra manera, el juego europeo de loterías ha llamado la atención de muchos aficionados a las loterías en todos y cada uno de los países que conforman la unión Europea ya que, teniendo en cuenta los botes disponibles en los sorteos, alcanzando en más de 30 ocasiones premios superiores a 100 millones de euros, resulta altamente atractivo.

Actualmente, el juego de Euromillones es uno de los sorteos de loterías con más demanda en nuestro país, teniendo una alta incidencia en un público más joven, sin tanta vinculación con los juegos tradicionales, como si lo pueden ser los jugadores más veteranos, mayores de 40 años.

Este fenómeno ha generado un cambio en los competidores en cada uno de los países como se puede apreciar en nuestro país, donde los botes ofrecidos tanto por la Primitiva como el Gordo de la Primitiva han crecido sustancialmente, logrando así ser más competitivos con un incremento de la participación.

Una de las razones del nacimiento del sorteo de lotería europeo era poder emular el sistema implantado por Estados Unidos, donde más allá de los juegos ofrecidos por cada uno de los estados se ofrece un sorteo nacional que permite a todos los jugadores del país disputarse un bote de una magnitud mucho mayor al ofrecido por el resto de sorteos del país.

Euromillones ha logrado ser un éxito en muy pocos años y cada vez son más los que tienen en mente comprar su participación cada martes y jueves, esperando que algún día la fortuna les sonría.