¿Qué probabilidades tengo que toque el Euromillones?

La lotería Europea “Euromillones” tiene una de las masas de participación más altas de Europa. Reparte considerables premios y muchas categorías de premios, pero su combinación de números hace que el bote sea más inaccesible.

Cada semana millones de ciudadanos europeos gastan millones de euros desafiando el reto del popular juego de azar en busca de acertar la combinación ganadora. 1 probabilidad entre 116.531.800 son las posibilidades de ganar el bote del Euromillón acertando los 5 números de 50 y hallando las 2 estrellas entre 11 en las que tenemos una posibilidad entre 55 de acertar. El “gran bote” ha llegado a cifras exorbitantes como en 2012 con 190 millones de euros.

Recientemente este sorteo a sufrido cambios que reducen notablemente las probabilidades de ganar el bote. En compensación, tiene un bote mínimo garantizado mayor: 15 millones de euros y aumentan las posibilidades de ganar premios inferiores. Anteriormente, el funcionamiento para obtener el bote del Euromillones se basaba en acertar cinco números entre 50 y dos estrellas entre 9, actualmente debes escoger entre 11 estrellas, aminando así las oportunidades de ganar al jugador.

Hay 13 categorías de premios, dependiendo del número de aciertos en cada una de las partes del boleto:

  • (5+2) 1 entre 116.531.800

    Bombo euromillones
    Fuente : Google – Bombo euromillones
  • (5+1) 1 entre 6.473.989
  • (5+0) 1 entre 3.236.994
  • (4+2) 1 entre 517.919
  • (4+1) 1 entre 28.773
  • (4+0) 1 entre 14.387
  • (3+2) 1 entre 11.771
  • (2+2) 1 entre 821
  • (3+1) 1 entre 654
  • (3+0) 1 entre 327
  • (1+2) 1 entre 156
  • (2+1) 1 entre 46
  • (2+0) 1 entre 23

El sueño de hacerse rico con el juego de azar está latente en la mayoría de ciudadanos. Los probabilidades en sí mismas son irrelevantes, el factor más importante o racional es jugar cuando los botes son más grandes y apostar la cantidad máxima. Cuando hay grandes botes, el valor esperado del juego y la esperanza matemática sube, porque la relación entre el premio posible y la probabilidad de acertar es positiva, aunque no garantiza que se vaya a ganar con más facilidad pero si nos asegura un premio mínimo mayor.

Aunque seamos conscientes de que seguramente formaremos parte del considerable grupo de los no afortunados, con arriesgar poco se puede ganar mucho.

¿Y si un día nos toca? Este es el quid de la cuestión. Todos conocemos algún caso de nuestro entorno ganador de algún premio del Euromillón lo que genera una sobrevaloración que distorsiona la realidad y aumenta la esperanza y la motivación al poder escoger los números, relacionados en la mayoría de casos supersticiosamente con fechas relevantes en nuestras vidas.

Al fin y al cabo los números estarán en el bombo y todo será cuestión de aquel segundo, en el que podrá o no, salir la bola adecuada para nuestra apuesta.

Una cosa esta clara, las probabilidades siempre serán mayores para el que juega que para él que no.