Recordando grandes botes de Euromillones

Los granes botes en las loterías se han vinculado de forma rápida a dos tipos de sorteos, la Primitiva y el Euromillones, nada más y nada menos que los dos principales sorteos de loterías que ofrece ONLAE a sus jugadores habituales.

Resulta curiosa la relación de la amplia mayoría de personas que habitualmente no juegan a la lotería cuando un gran bote aparece.

De repente el juego se dispara y la recaudación alcanza cifras considerables que de forma directa repercute en el rápido crecimiento del gran bote en caso de no aparecer ningún acertante a la vista.

En la historia del juego de Euromillones se destacan 10 fechas claves en las que la expectación logró implicar en este sorteo a propios y extraños en el sorteo con la socorrida frase de “por si acaso toca”.

El primer gran bote de Euromillones tubo lugar un 5 de julio de 2011 siendo la cifra de 156.8881.528€ la que llamó la atención del gran público.

descubre los grandes botes de los euromillones

A raíz de esta fecha otros grandes botes han ido apareciendo hasta este mismo año, el 11 de octubre con nada más y nada menos que 155.533.572€.

De menor a mayor, estos han sido los grandes botes del Euromillones:

  • 155.533.572€ el Martes 11 de octubre de 2016
  • 156.881.528€ el Martes 5 de julio de 2011
  • 156.962.440€ el Viernes 3 de agosto de 2012
  • 164.013.957€ el Martes 21 de octubre de 2014
  • 166.000.000€ el Viernes 21 de junio de 2013
  • 176.715.802€ el Viernes 8 de julio de 2011
  • 180.011.714€ el Viernes 7 de agosto de 2012
  • 181.778.808€ el Viernes 24 de octubre de 2014
  • 185.000.000€ el Martes 25 de junio de 2013
  • 190.000.000€ el Viernes 10 de agosto de 2012

Como podéis comprobar en el ranking anterior, no es de extrañar que los grandes botes históricos del Euromillones hayan conseguido llamar tanto la atención de muchos.

Seguramente muchos de vosotros estáis esperando de que este año vuelva otro de los grandes botes a ocupar este fantástico ranking de premios, aunque para ello tendremos que esperar que no haya reparto de premios durante un tiempo.