La memoria del Gordo de la Primitiva

La historia, la memoria colectiva del sorteo de loterías dio la bienvenida a un nuevo sorteo el año 1993, cuando las pesetas aun eran la moneda en curso en nuestro país. Este nuevo sorteo vivió la época de modernización de grandes ciudades de nuestro país, tras la celebración de la Expo 92 y los Juegos olímpicos de Barcelona, originando así una propia modernización en el mundo de las loterías arrojando luz al sorteo del Gordo de la Primitiva.

recuperando la memoria del gordo de la primitiva

Su primer sorteo, celebrado un 31 de octubre de 1993 partió con una apuesta mínima de 500 pesetas, aplicando el sistema de juego de la Primitiva aunque con una periodicidad mensual. Tuvieron que pasar unos cuantos meses hasta que el primer premió fue distribuido, concretamente un 26 de junio en Córdoba, donde el premio a repartir ascendió a 1.116 millones de Pesetas.

El 12 de octubre de 1997 llegó la primera gran evolución de este sorteo, cuando se decidió apostar por esta lotería cambiando el formato del sorteo, cambiando de un sorteo mensual a uno semanal. Junto a esta nueva versión se introdujo el concepto de botes acumulables de forma automática y la reducción del importe del boleto a 250 pesetas, la mitad de lo que costaba en sus inicios.

Con el paso de los años, en la memoria de muchos jugadores del gordo de la Primitiva quedan algunos premios históricos que se produjeron entre los años 1998, donde se repartieron 2.287 millones de pesetas en Rubí o en 1999 cuando en Sevilla se dotó a un único acertante con 2.091 millones de pesetas.

La siguiente evolución del sorteo se materializó en 2001 cuando el importe de la participación se fijó en 1,5€, coincidiendo con la integración del Euro en nuestra economía.

A raíz de la llegada de la moneda única los botes crecieron como nunca antes lo habían hecho, alcanzando premios de 17 millones en 2003 y 2004.

Por último, en la memoria de los loteros les quedará la última modificación sufrida en este sorteo, donde por fin se impuso una cifra mínima de bote, garantizando así un atractivo mayor con respecto a este juego.

Como veis en la memoria del Gordo de la Primitiva hay mucha historia a pesar de que cuenta en su haber con poco más de 29 años, a saber cuántas novedades e hitos nos dejará en el futuro próximo.