La esperanza es lo último que se pierde: el Sorteo del Niño

 

el dia del sorteo del niño

A parte de alegrarnos porque aún tenemos salud, el día 22 de diciembre se caracteriza por otra cosa: depositar todas las esperanzas en el Sorteo del Niño. Pese a que reparta menos dinero que el Gordo de la Navidad y ser el último sorteo de las fiestas (¡pero el primero de cada año!), los españoles continuamos depositando las últimas monedas de la Navidad en este sorteo.

La realidad es que, justo el días después del sorteo extraordinario de Navidad del 2013, por poner un ejemplo, Loterías y Apuestas del Estado (LAE) registró un récord de ventas de décimos para la Lotería del Niño por valor de 100 millones de euros. Un 42% de los españoles afirma comprar boletos para los dos juegos de azar. Y es que, aunque los premios que se reparten el 6 de enero sean menores que los del Gordo, la posibilidad de que te toque el primer premio del Sorteo del Niño es un 37% mayor.

Por todo ello, los españoles pensamos muy bien como gastar esos pequeños premios de Navidad o cómo gastar los últimos ahorros antes que llegue la cuesta de enero. El 36% de los jugadores del Gordo que logran un reintegro, reinvierten este dinero en el sorteo de enero. La estrategia más común es no repetir los números que ya han tocado en sorteos anteriores, aunque las posibilidades de que vuelvan a salir sean las mismas.

En general, los españoles prefieren boletos acabado en números impares, en especial el 5, y siempre se evita el número del diablo, el 6. Sin embargo, el 0 es la terminación más repetida a lo largo de la historia de este sorteo en los boletos ganadores, con un total de 20 veces. Por el contrario, los números acabados en 3 solo han resultado ganadores del primer premio en seis ocasiones.

Por comunidades autónomas, Andalucía es la más afortunada de todas. En total, el primer premio del Sorteo del Niño ha caído 35 veces en la comunidad más sureña de España; seguida de Cataluña, con 33 ocasiones y Madrid con 29.