Los inicios de la Lotería del Niño

Todos los inicios denotan una razón de ser, un impulso inicial generado de una necesidad, como os hemos ido explicando en otros sorteos como la Primitiva.

La responsable del segundo juego con mayor participación después del sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad, Carmen Hernández y Espinosa de los Monteros ideóloga en sus inicios de una rifa que después evolucionó en este magnifico sorteo.

los inicios de la Loteria del Niño

Los inicios de esta “rifa” era la de sufragar los costes que suponían un hospital infantil de la zona de madrid.

Tras el éxito que suscitó esta rifa acabó por extinguirse dejando entre sus participantes un recuerdo que logró la institucionalización de esta “rifa” en lo que hoy día conocemos como la Lotería del Niño.De la mano del General F. Roldán, director de del Departamento de Timbre y Monopolio este fantástico sorteo resurgió con fuerzas renovadas, emplazándose tras el Sorteo de la Lotería de Navidad que ya gozaba de una alta participación e interés por parte del público lotero.

En aquella primera edición del sorteo de la Lotería del Niño, en el año 1941, el departamento de Timbre y Monopolio emitió un total de 4 series distribuidos en 168.000 billetes en total que se podía comprar por tan solo la cantidad de 150 pesetas.

Más allá de estos datos poco se conoce del sorteo de la Lotería del Niño a nivel estatal, habiendo incluso algunas publicaciones que hacen referencia a sorteos similares que datan incluso del año 1908, 33 años antes de que se formalizase por parte del gobierno.

Como veis, los inicios de la Lotería del Niño fueron fundamentados a raíz de una necesidad social, algo opuesto a otros sorteos que se derivaron de la necesidad del propio gobierno de engrosas las arcas públicas a raíz de hacer frente del mantenimiento de sus tropas, como es el caso de la Lotería Primitiva.