La historia de la Loteria Nacional

En muchas ocasiones hemos centrado nuestra vista en el día a día de los sorteos de la Lotería Nacional, haciendo hincapié en el impacto que ha ido generando en nuestra actividad pero en esta ocasión nos parece adecuado que conozcáis la historia de la Loteria Nacional, uno de los referentes históricos en cuanto al sorteo de loterías de nuestro país ofrecido por ONLAE.

descubre como es la historia de la Loteria Nacional

El origen de la Loteria Nacional tiene lugar en una época algo truculenta de nuestra historia ya que dió sus primeros pasos durante la Guerra de Independencia, una situación bastante desfavorable tanto para la sociedad como para la economía de la España del momento.

Su padre ideológico, Don Ciríaco Gonzalez Carvajal, el entonces Ministro del Consejo y Cámara de Indias, tubo la brillante idea de generar una fuente de ingresos que no suscitase la ira de la población por lo que decidió replicar sin saberlo al Marqués de Esquilache, célebre ideólogo de la Lotería Primitiva.

Según las fuentes de la época su origen se atribuía a las loterías de Nueva España (conocida posteriormente como México) impulsadas por Carlos III que ofrecieron una recaptación inesperada a causa de la gran expectación que generó en la zona.

Del mismo modo, allá en el 1811, la Lotería Nacional vió la luz con el respaldo de las Cortes de Cádiz que casi en su totalidad dieron su visto bueno a la propuesta de Don Ciriaco. Su implantación a lo largo del territorio se fue realizando de forma gradual a medida que las tropas napoleónicas iban retrocediendo, siendo así como se empezó a implantar en Cádiz y San Fernando, extendiéndose por Ceuta y posteriormente tomando un mayor protagonismo al alcanzar todo el territorio andaluz hasta propagarse este sorteo a lo largo de todo el territorio español.

En 1814, tras volver a una situación más establese decidió trasladar la sede de Cádiz a Madrid, donde anteriormente ya se había establecido el nuevo gobierno tras ser capaces de lograr avanzar sus fronteras a pesar de la resistencia ofrecida por las fuerzas napoleónicas.

Como podéis ver las loterías siempre han sido un recurso de los gobiernos para lograr captar impuestos sin alcanzar a sublevar a la sociedad ya que el factor ilusionante del premio genera un factor compensatorio. Actualmente la Loteria
Nacional no goza de la misma preponderancia de entonces pero su historia sigue dejando huella entre la elección de muchos jugadores que aún la perciben como un juego a tener en cuenta.