¿Que pasa si falsificamos un boleto de lotería?

¿Cuántas veces habremos pensado en lo fácil que es que nos cuelen un billete falsificado sin saberlo? La diferencia a veces es casi imperceptible. Y seguro que también muchos habréis pensado que falsear un simple billete de 5€ no debe de ser tan difícil. Aunque ahora con la creciente alarma que hay sobre este tipo de falsificaciones, la seguridad está más alerta que nunca. Y lo mismo pasa con el boleto en la lotería.

boleto falsificado

 

Falsificar un número o décimo de lotería es cada vez más complicado.

¿Por qué? Pues porque los cupones que se fabrican en la Casa Real de la Moneda y Timbre se hacen con una pasta de papel especial y con una tinta fabricada EN EXCLUSIVA para ello. Y a pesar de todas estas medidas de seguridad, siempre habrá alguien que siga pensando que falsificarlos no es una tarea complicada.

Este tipo de gente, no sólo suele aprovecharse de las personas más ingenuas e inocentes, sino que también aprovechan aquellos sorteos que más boletos van a mover. Como por ejemplo el sorteo de Navidad, que es aquel que anima a participar incluso a aquellas personas que menos creen en la lotería.

Pero hay más detalles en un boleto de los que pensamos. Y estos detalles siempre son los que delatarán hasta al falsificador más experto.

Por ejemplo, a parte del papel especial en el que está impreso, el cupón tiene un código de barras y otro numérico. Además, cuando se introduce el décimo en el terminal informático de cualquier administración, se revela si es o no auténtico. Gracias también al patrón de seguridad OCR (reconocimiento óptico de caracteres), que ayuda en parte a descubrir esa falsificación y que sólo puede verse bajo lámparas ultravioletas porque es invisible a simple vista y para el ojo humano.

¿Y por qué a pesar de toda esta seguridad hay gente que decide intentar falsificarlos?

Porque este tipo de boleto no es el único que hay en el mercado. Actualmente hay tres formatos de cupón disponibles.
Aquel del que hemos hablado es el cupón tradicional. Que es como habréis comprobado, el más difícil de falsificar. Pero luego también están los boletos que se pueden imprimir vía impresoras térmicas, y los boletos disponibles online.

Los impresos con este tipo de impresoras se venden tanto en las administraciones de loterías como en dedeestancos o bares. Y los boletos online se puede pedir desde la propia administración pidiendo que éste nos llegue a casa. Algo que desgraciadamente facilita la aparición de portales falsos de compra de boletos que nos engañen.

Si to no quieres ser víctima de estas falsificaciones, compra tu boleto en la administración más próxima y deja de preocuparte. Además, ahora con Scanlotería, la compra de boletos y la comprobación de los mismos es cada vez más fácil.

¿A qué esperas?

BANNER DE SCANLOTERIA