Los errores más recordados del sorteo del Gordo

Los nervios son los reyes el día del sorteo del Gordo. Muchas personas se levantan pensando si se acostarán con los sueños cumplidos. Otras van a trabajar imaginado que podría ser el último día. Pero sin duda, los que están más nerviosos son los niños de San Ildefonso.

Son un grupo de elegidos que llevan meses preparando la puesta en escena del 22 de diciembre. Días y horas invertidas en entonar correctamente, poner la voz de forma que nadie se quede afónico, repetir y repetir los números sin equivocación… Pero, por mucha práctica que haya, siempre queda margen para los errores. Y en el sorteo del Gordo ha habido algunos que difícilmente se nos olvidarán.

Retrocedamos al 1954. El número 04.073 fue cantado como un “simple” premio de 10.000 pesetas. Al hacer la típica comprobación se dieron cuenta que la cifra de dinero era errónea, y que ese número era realmente “el Gordo”. Ojalá esta sea nuestra mayor pena eh…

el bombo del sorteo del gordo

La sorpresa no fue tan grata en el sorteo del año 1986. El número premiado de ese año, el 03.772 se recuerda como el Gordo que nunca se cantó, ya que la niña encargada de anunciar la cantidad del premio se equivocó, tanto en el primero como en el segundo. Así que los afortunados que llevaban el boleto nunca escucharon la peculiar cancioncilla. Lo mismo pasó en 1987 cuando fue el revisor quien se percató que el Gordo ya había salido.

No siempre aparecen los problemas a la hora de cantar las cifras. En 2006, una de las diminutas bolas se escapó de las manos del alumno de San Ildefonos, siendo este incapaz de volverla a encontrar. Finalmente estaba en la maceta de una flor de pascua.

Pero no siempre son los niños los que se equivocan. Los organizadores del evento también cometen errores. Sino que se lo digan al encargado de mostrar las bolas antes de meterlas en el bombo, que un día antes del sorteo del Gordo tropezó y las 55.000 piezas se esparcieron por la sala del Teatro Real. Por suerte las recuperaron para el sorteo.