Lotería de Navidad: las historias más curiosas

Aún se nos cae la lagrima cuando recordamos la emocionante historia de Manuel y su barman de la campaña de la lotería de Navidad del año pasado. Aunque parezca mentira y nunca nos pase a nosotros, hay anécdotas ocurriendo en diferentes rincones de nuestro país y hoy en el blog os las queremos contar. Quién sabe si el próxima historia relatada en un anuncio sea la tuya…

historias-loteria-de-navidadHace más de 60 años, ni más ni menos que en 1949, un malagueño se acercó a su oficina de Correos más cercana y reveló su sueño: había visto el número del Gordo, el 55.666. ¿Creéis que alguien le hizo caso? Pues bien, finamente el número resultó ser ni más ni menos que el primer premio del Sorteo de Navidad de ese año.

Conmovedora también fue la historia de un extranjero residente en España que, hace tan solo tres años, gastó sus últimos 20€ en comprar un décimo de la lotería de Navidad. Tras enterarse de que su número había resultado premiado, mostraba con orgullo los extractos de su cuenta bancaria que pasaba de menos de 1 euro a 300.000.

Los errores también puede ser aciertos. Y sino que se lo expliquen a un joven de 20 años que fue a la administración para comprar un número acabado en 91 y por error se quedó otro que terminaba en 81. Sin ganas de gastar más dinero en otro, se quedo el boleto erróneo pensando que la suerte ya no le acompañaría… Y tocó.

Las curiosidades no siempre tienen un final feliz para todos. Y es que la jefa de una inmobiliaria dio, como regalo de Navidad, un décimo a todos sus empleados con el mismo número. Como no había suficientes, ella se quedó con otra cifra distinta, que fue la afortunado. ¿Creéis que volvió a la oficina?

Lo que está claro es que anécdotas habrá siempre, pero si no fuera así… ¡Qué aburrido! ¿Y a vosotros? ¿Os ha pasado alguna vez una curiosidad digna de ser contada?