¿Por qué nos gusta tanto la Lotería de Navidad?

En Navidad es cuando más cruzamos los dedos para que nos toque la lotería. Existen diferentes factores que contestan a esta pregunta, pero que a los españoles nos gusta la Lotería de Navidad es un hecho. Y así lo demuestran las estadísticas, que, como ya sabéis, nos revelan que los españoles nos gastamos de media alrededor de unos 50 euros en comprar boletos. Y cada año esta cifra va en aumento.

Pero, ¿qué tiene de especial esta lotería? Pues como muchos os estabais imaginando, es la tradición. Por norma general, todos los juegos de azar esconden detrás un gran sentimiento de ilusión. Jugamos porqué esperamos que nos toque un premio, porqué tenemos esa ilusión y esperanza de que por jugar unos euros nos vayan a tocar miles de vuelta, o incluso millones.

Pero la Lotería de Navidad trae con ella algo que la diferencia de las demás loterías, y es la tradición. Estas fechas traen consigo ese sentimiento que nadie sabe describir, la llamada ‘’ilusión navideña’’, la que se respira en las calles. El esperado anuncio de cada año de la Lotería de Navidad, la esperanza de que cambien nuestras vidas, la ilusión de regalar, el soñar qué haríamos con tanto dinero… todo esto nos gusta, y por ello también nos gusta comprar décimos para el Gordo.

Pero no solo nos movemos por esta ilusión, sino que también por la envidia. El ser humano es egoísta por naturaleza, y uno de los factores que nos impulsan a comprar lotería es por el ‘’¿Y si les toca a todos los del bar y a mí no?, ¿y si cae en mi empresa y soy el único que no ha comprado?’’ Sed sinceros… ¿a quién no le daría rabia esta situación? El ser humano es así, no nos gusta perder o ver cómo gana otro sabiendo que también podríamos haber ganado nosotros. Por este motivo, a veces nos vemos con más décimos de los que queremos.

Sea por lo que sea que compréis Lotería de Navidad, esperamos que este año no os quedéis sin algún premio.