8 cosas que los ganadores de lotería no te dirán

A veces nos pensamos que ganar la lotería sólo va a traer cosas buenas. Algunos incluso creen que ya no van a tener más dolores de cabeza y que el dinero estará para solucionarlo todo. Y quizás, algún caso habrá donde después de ganar la lotería el ganador sólo ha visto cosas positivas en su vida. Pero siempre tenemos que acordarnos de la otra cara de la moneda que viven los ganadores de lotería. Y muchas veces ganarla también atrae cosas negativas o adversas a nuestra felicidad.

8 cosas ganadores lotería

Y nosotros te decimos por qué

1. Todo lo que viene, se va. Porque aunque la cantidad de dinero que hayamos ganado sea una cifra estratosférica, esa cifra irá disminuyendo a medida que los ganadores sucumben a sus caprichos. Al principio nos puede parecer que sabemos gestionar tales cantidades de dinero. Pero a medida que se empieza a comprar cosas y a repartir dinero, os dais cuenta de que os estáis quedando con casi nada. Está claro que hay más probabilidades de que esto le pase a alguien que le encanta gastar o que no ha decidido con previsión cómo gestionará ese dinero. Pero incluso al ganador más ahorrador se le puede ir de las manos. Las estadísticas dicen que un 70% de ese dinero se te irá en 5 años.

2. ¿Seguir jugando? Por supuesto. Porque bien sabemos que, que nos haya tocado la lotería no nos solucionará la vida durante el resto de los años que nos quedan por vivir. Por eso es muy común que muchas de esas personas que dinerohan sido ganadores de lotería vuelvan a jugar o sigan jugando regularmente como de costumbre. Al menos, ya saben qué se siente ser ganador, y como es una experiencia muy atractiva, no quieren rebajar las posibilidades de volverla a ganar. ¡No sería la primera vez que oiríamos sobre la existencia de ganadores que han vuelto a ganar la lotería por segunda vez!

3. Tus amigos se aprovecharán, y lo sabes. Porque en todo grupo de amigos hay alguien más agarrado que los demás cuando se habla de dinero. Cuántas veces no habremos escuchado la típica excusa de nuestro amigo diciendo que pagues tu las cervezas, que él va un poco mal este mes. Pues cuando ese amigo se entere de tus nuevas ganancias, volverá a emplear esa frase. Y tendrá excusa: de repente eres el amigo rico del grupo, así que por cortesía te tocará pagar.

Si gestionamos bien nuestro premio, habrá más cosas positivas que negativas

4. Más te parecerá menos. Aclaremos esto. La única forma de entenderlo es mirarlo con ironía. Porque supongamos que ganas 3 millones de euros. Cuando conozcas  a alguien que ha ganado 10 millones, de repente te sentirás más pobre que esa persona. Suena surrealista, pero nos sentiremos así. No importan las cantidades, si alguien tiene más que nosotros, empezaremos a pensar que podríamos haber ganado mucho más, así funciona nuestro avaricioso cerebro. Nuestro consejo es que siempre habrá gente que estará peor que tú, que ni siquiera han tenido la oportunidad de ser ganadores. Así que aprovecha la oportunidad de disponer una ayuda para arreglar tus problemas y deja de preocuparte por cosas triviales como qué mejores cosas tienen los demás.

hombre rico5. Actuamos por impulsos. Cuando ganamos la lotería, nos sentimos que podemos comprar todo lo que quisimos y que nunca pudimos tener. Pero ahora que dispones del dinero…¿por qué no darse un capricho? El problema es que no sólo tenemos un capricho. Y entre uno y otro acabaremos por comprar cosas innecesarias. ¿Y lo peor de todo? Que nos daremos cuenta cuando ya sea demasiado tarde.

6. Lloverán preguntas sobre dinero día sí día no. Parece ser que ganar la lotería te convierte en alguien experto en dinero. Vaya, ojalá esto ocurriera con todo. Pero la realidad no es así. Tener mucho dinero no garantiza que de golpe te conviertas en un experto a lo Wall Street. Eso sí, las preguntas sobre cómo gestionarás el dinero, si te has gastado ya algo o cuál será tu próximo capricho, caerán igual.

Curiosidades sobre los ganadores que parecemos olvidar

7. Incompatibilidad en algunas cosas con tus amigos. Esto quiere decir que, por ejemplo, si quieres irte a Las Maldivas un mes porque puedes permitírtelo, y quieres llevarte a tus amigos, tendrás que asegurarte de que ellos también pueden permitirse estar un mes entero en esas islas sin endeudarse de por vida. Eso, o que les pagues tú el viaje.

8. En el punto de mira. Has ganado la lotería, de repente eres el más rico de tu pueblo. Y la gente te mirará. Esto es así y no se puede remediar. Cuando alguien se convierte en ganador de lotería todo el mundo sabrá su nombre y será el centro de atención allá por donde pase. Nada puede evitar que salten rumores sobre el nuevo capricho que te has comprado.

 

Tú también podrías ser uno de estos ganadores de lotería si te animas a comprar, así que…¿a qué esperas? Compra ya un boleto de tu sorteo favorito ¡y a jugar!

 

footer-scanloteria