La experiencia de los otros ganadores

Muchas veces nos olvidamos de lo que hay detrás de las administraciones o de lo que implica llevar una. Incluso obviamos que cuando toca un premio, la administración que lo ha repartido suele experimentar la misma felicidad que la propia persona. Es algo que siempre lo vemos en las noticias. Ya sabéis, la típica imagen de los ganadores abriendo la botella de champán enfrente de la administración. Pero a pesar de ello nos olvidamos de que entregar millones puede cambiarte la vida.

Porque cuando sale un ganador, los de la administración también salen ganadores. ¿Cómo? Pues es muy sencillo. ¿Quién no se sentiría pletórico de felicidad cuando descubres que el ganador del premio ha sido gracias a tu administración? Así lo sienten algunas personas que están al cargo de alguna.

administraciones ganadoras

Lo más común es alegrarse por la persona. Incluso a veces porque dicha persona no era la primera vez que compraba boletos en esa administración y la sorpresa de llevarse el premio siempre coge por sorpresa tanto al comprador como el vendedor. Repartir un premio siempre es un orgullo para las administraciones, son ellas las encargadas de cambiar la vida de la gente. Pero muchas veces también son estas situaciones las que cambian la vida de éstas.

Lo que sienten las administraciones CUANDO reparten un premio

La consecuencia más frecuente de estas situaciones es reencontrar la fe en los premios.  A veces esperar a que toque puede ser muy desesperanzador. Y luego viene la sensación de sentirse como los reyes magos, pero en vez de repartir caramelos y regalos a los niños, regalan un dinero que seguramente va a ayudar en la vida de estas personas. Sobre todo teniendo en cuenta los tiempos que corren de crisis, paro y poco sueldo. Sin duda poder mejorar las condiciones de vida de los jugadores de loterías es algo de lo que los dueños de las administraciones están muy contentos.

Y es que, ¿a quién no le gustaría repartir felicidad por un día?

 

la nueva app de scanloteria